Una tumba en Jerusalén muestra las primeras representaciones cristianas de la historia


El examen arqueológico mediante una cámara robótica de una tumba intacta del siglo primero en Jerusalén ha revelado una serie de osarios de piedra caliza judíos que están grabados con una inscripción griega y una imagen iconográfica única que los expertos identifican como netamente cristiano.

La inscripción griega de cuatro líneas en un osario  se refiere a  Dios “alzando” a alguien y una imagen tallada encontrado en un osario adyacente muestra lo que parece ser un pez grande con una figura humana en su boca, interpretado por el equipo de excavación como una imagen que evoca la historia bíblica de Jonás.

En los primeros escritos del evangelio, Jesus se refería a la “señal de Jonás”, lo que ha sido interpretado como un símbolo de su resurrección. A partir de ahí, las imágenes de Jonás en el temprano arte cristiano, como las imágenes que se encuentran en las catacumbas romanas, son el motivo más común encontrado en las tumbas como símbolo de la esperanza de la resurrección cristiana. Por el contrario, la historia de Jonás no es representada en el arte judío del primer siglo y las imágenes iconográficas en osarios son extremadamente raras, dada la prohibición dentro del judaísmo de la representación de imágenes de personas o animales.

La tumba en cuestión está fechada como anterior al año 70 DC, cuando el uso de osarios en Jerusalén cesó debido a la destrucción romana de la ciudad. En consecuencia, si las marcas son cristianas, como los académicos  creen, los grabados representan -con varios siglos de antelación- el primer registro arqueológico cristiano que se ha encontrado. Los grabados fueron hechos muy probablemente por algunos de los primeros seguidores de Jesús, unas décadas después de su muerte. En conjunto, se trata de la inscripción y la imagen de Jonás como testimonio de la fe cristiana en la resurrección. El registro de la tumba por lo tanto es anterior a la redacción de los evangelios.

Los resultados se detallan en un informe preliminar de James D. Tabor, profesor y director de estudios religiosos en la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte, que se publicará online en Bibleinterp.

“Si alguien había creído encontrar o bien una declaración acerca de la resurrección o una imagen de Jonás en una tumba judía de este período era imposible, hasta ahora”, dijo Tabor. “Nuestro equipo estaba en una especie de éxtasis de incredulidad, pero la evidencia era clara ante nuestros ojos, lo que nos obliga a revisar nuestras ideas.”

La publicación del artículo académico es concurrente con la publicación de un libro escrito por Simon & Schuster, titulado “El descubrimiento de Jesús:. El nuevo descubrimiento arqueológico que revela el nacimiento del cristianismo” El libro está co-escrito por el profesor James Tabor y  Simcha Jacobovici. Igualmente, un documental sobre el descubrimiento será transmitido por Discovery Channel en primavera.

Los resultados y su interpretación es probable que generen polémica, ya que la mayoría de los estudiosos se muestran escépticos sobre restos arqueológicos cristianos en un período tan temprano. Sumándose a la controversia está el hecho de que la tumba hallada se encuentra muy cerca de una segunda, descubierta en 1980. Esta tumba, catalogada por algunos como “la Tumba de la Familia de Jesus”, contenía osarios con inscripciones que algunos estudiosos asocian con Jesús y su familia, entre ellos uno que dice “Jesús, hijo de José”.

“El contexto lo es todo en arqueología”, señala Tabor. “Estas dos tumbas, a menos de 60 metros de distancia, eran parte de una finca antigua, probablemente relacionado con una familia rica de la época. Hemos elegido investigar esta tumba debido a su proximidad a la llamada “Tumba de Jesus,” aunque no sabemos si esto es relevante o no. “

La tumba que contenía los nuevos descubrimientos es de pequeño tamaño, y está cuidadosamente tallada en la roca cómo una cueva típica de Jerusalén en el período comprendido entre el 20 AC hasta el año 70 DC.

La tumba fue descubierta en 1981 por una empresa de construcción y actualmente se encuentra a varios metros bajo en el nivel del sótano de un edificio de moderno en el este de Talpiot, un barrio de Jerusalén a menos de cuatro kilómetros al sur de la Ciudad Vieja. Los arqueólogos entraron en la tumba  y fueron capaces de examinar brevemente sus osarios, tomar fotografías preliminares, y eliminar una olla y un osario, antes de que se vieron obligados a salir por los grupos religiosos ortodoxos que se oponen a la excavación de tumbas judías.

El osario investigado, de un niño, se encuentra ahora en la Colección del Estado de Israel. Está decorado, pero no tiene inscripciones. Los arqueólogos menciona “dos nombres griegos”, pero no se dio cuenta, ni de la inscripción recientemente descubierta griega ni de la imagen de Jonás, ya que se vieron obligados a abandonar la investigación. La tumba fue sellada y re-enterrada bajo el complejo en lo que hoy es la calle Don Gruner en el este de Talpiot.

Una tumba junto a esta  fue descubierta por la misma empresa de  construcción  en 1980, justo un año antes. Fue excavada a fondo y sus contenidos retirados por la Autoridad de Antigüedades de Israel. Esta tumba con su grupo habitual de nombres (que algunos han asociado con Jesús y su familia) son ahora parte de la Colección del Estado de Israel y han sido expuestos en varios lugares, incluyendo el Museo de Israel. Estos osarios estará en una exposición desde finales de febrero al 15 de abril en el Discovery Times Square.

En 2009 y 2010, Tabor y Rami Arav, profesor de arqueología de la Universidad de Nebraska en Omaha, en colaboración con Jacobovici, obtuvieron permiso para excavar la tumba actual bajo el patrocinio académico de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte. Debido a su ubicación física en un moderno edificio (con un acceso directo casi imposible), junto con la amenaza de  grupos judíos ortodoxos que protestan ante cualquier excavación, el equipo de Tabor decidido emplear un procedimiento mínimamente invasivo en el examen de la tumba.

La financiación de la excavación fue proporcionada por el Discovery Channel / Televisión Visión / Associated Producers. El equipo de Jacobovici desarrolló un brazo robótico sofisticado para llevar cámaras de alta definición, donados por General Electric. El brazo robótico y una segunda “cámara de serpiente” fueron introducidos a través de dos perforaciones en el suelo del sótano del edificio por encima de la tumba. El proceso fue un éxito y el equipo fue capaz de llegar a todos los osarios y fotografiarlos desde varios ángulos, lo que reveló las nuevas inscripciones.

Más allá de que la conexión cristiana sea posible, Tabor señala que conjunto de la tumba de osarios destaca con claridad dentro del extraordinaria contexto de otras tumbas exploradas hasta ahora en Jerusalén.

“Todo en esta tumba parece inusual cuando se compara con lo que uno normalmente se encuentra inscrito en osarios de otras tumbas judías de esa época”, dijo Tabor. “De los siete restantes osarios en la tumba, cuatro de ellos tienen características inusuales”.

Enn cinco de los siete osarios hay grabados: un símbolo enigmático sobre el osario 2 (posiblemente la lectura de Yod Heh Vav Heh o “Yahweh” en letras estilizadas que pueden ser leídos en griego o hebreo, aunque el equipo no tiene la certeza sobre ello); una inscripción que reza ” MARA “en letras griegas (que Tabor traduce como la forma femenina de” señor” o “maestro”en arameo) en el osario 3; una palabra indescifrable en letras griegas en el osario  4 (posiblemente un nombre que comienza con” JO … “), la extraordinaria inscripción de cuatro líneas en griego en el osario de 5 y, por último, y lo más importante, una serie de imágenes en el osario 6, incluida la gran imagen de un pez con una figura humana en su boca.

Entre los cerca de 2.000 osarios que han sido recuperados por la Autoridad de Antigüedades de Israel, sólo  650 de ellos tienen inscripciones, y desde luego, ninguna comparables a los de los osarios 5 y 6 de esta tumba.

Menos de una docena de osarios de la época tienen epitafios, pero, de acuerdo con Tabor, estos mensajes inscritos por lo general tienen que ver con las advertencias de no molestar a los huesos de los muertos. Por el contrario, la inscripción griega de cuatro líneas contiene algún tipo de declaración de fe en la resurrección.

Tabor indicó que la traducción completa y definitiva del epitafio es incierto. Las tres primeras líneas son claras, pero la última línea, que consta de tres letras griegas, es menos segura, dando varias traducciones posibles: “Oh, Divino Jehová, álzate, alzate”, o “La Divina de Jehová se alzará hasta el lugar santo ,” o “El Divino Jehová se levantará a partir de los muertos.”

“Esta inscripción tiene algo que ver con la resurrección de los muertos, ya sea de los enterrados en el osario, o tal vez, dada la imagen Jonás, una expresión de fe en la resurrección de Jesús”.

El osario con la imagen que Tabor y su equipo entienden que  representa a Jonás también tiene otras interesantes grabados. Estos también pueden ser conectados con el concepto de resurrección, señala Tabor. Por un lado está la cola de un pez desapareciendo por el borde de la caja, como si tratara de sumergirse en el agua. Hay imágenes de peces pequeños alrededor del borde en la parte delantera, y en el otro lado la imagen de una puerta en forma de cruz o de entrada, la cual Tabor interpreta como la idea de entrar en las “barras” de la muerte, que se mencionan en la  historia de Jonas.

“Este osario de Jonás es fascinante”, comentó Tabor. “Parece que representa una historia pictórica con los peces bajo el agua en un extremo, los barras o las puertas de la muerte en otro, los huesos en el interior, y la imagen del gran pez escupiendo a un hombre que representa, en base a las palabras de Jesús, la “señal de Jonás» – el «signo» que representa la idea de escapar de las ataduras de la muerte “.

Enlace original: Jerusalem tomb exploration reveals first archeological evidence of christianity from the time of Jesus 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s